El fallido posconflicto de Kosovo

Hace 17 años termino la guerra en la que Kosovo se separó de Serbia, sin embargo, hasta el día de hoy existen muchas heridas abiertas, las cuales parecen que se infectaran antes que sanar por qué los conflictos étnicos, religiosos y territoriales que causaron la separación continúan igual de fuertes y parece que ninguna solución bilateral va a poder alcanzarse.

El territorio de Kosovo cuenta con una mayoría étnica Albana, mas del 90 %, mientras que el otro 10 % se divide en diferentes etnias balcánicas, estas últimas cristianas mientras que los albanos son musulmanes, esta diferencia aunque a primera vista podría representar un conflicto étnico tradicional en realidad no es más que el acompañante para la verdadera razón del conflicto, las sensibilidades históricas de la nación serbia.

Los Serbios fueron los señores indiscutibles de los Balcanes, una designación incluso oficial que les dieron los emperadores bizantinos, Kosovo figura como uno de los centros políticos y culturales de esta época, con la invasión de los Otomanos Kosovo se convirtió en un símbolo para los serbios, un símbolo de resistencia contra el islam y los turcos, en la batalla de Kosovo en 1389 las fuerzas reunidas de los diferentes principados serbios lucharon contra el Imperio otomano derrotando las fuerzas de este e incluso asesinando al sultán, convirtiéndose en un hito de la nación serbia, pero fue una victoria pírrica para los Serbios que con sus números mucho menores no podían enfrentar otra embestida de los musulmanes y terminaron siendo derrotados 60 años después.

Bajo el dominio Otomano los serbios vieron sus tierras saqueadas, sus hijos esclavizados y sus hermanos convertidos al Islam, el Imperio serbio estaba ahora dividido entre diferentes pueblos bajo el Imperio otomano, los albanos antes cristianos se convirtieron rápidamente al islam esto sumado a su origen ajeno a los eslavos los convirtió en antagonistas de los serbios e igual que los demás musulmanes de los Balcanes fueron identificados como turcos por los serbios, tras la independencia de los serbios y la formación del reino de Serbia Kosovo volvía a estar reunida con serbia sin embargo ese no era el Kosovo de antaño, ahora albano en su mayoría y musulmán, los serbios mantuvieron este territorio y se esforzó por cambiar su cultura y religión hasta que en 1998 durante las tensiones de las guerras yugoslavas los albanos de Kosovo se levantaron en armas apoyados por Albania y la OTAN, los albanos fueron victoriosos y en 1999 Kosovo obtuvo una gran autonomía dentro de Serbia y paso a ser administrada por las Naciones Unidas. Tras 9 años Kosova declara la independencia en contra de la voluntad de Serbia y la minoría serbia que vivía allí.

Kosovo se encuentra dividido, el norte del país donde se encuentran las riquezas minerales es controlado por Serbia y allí viven el grueso de los habitantes serbios, la violencia es común con miembros de ambas etnias y religiones agrediéndose constantemente y ambos países han sido incapaces de negociar un acuerdo, para serbia las demandas de Kosova son imposibles y para Kosovo las demandas serbias son irracionales, es tanta la división de en Kosovo que las comunidades serbias desean tener cortes propias y una fuerza policial compuesta por Serbios. Ni siquiera se puede hablar de un posconflicto con un panorama tan desolador como este, ningún estado desea investigar sobre las victimas de la guerra, mucho menos reparar a sus familiares, los desplazados temen volver a sus hogares por la violencia esporádica y el gobierno de Kosovo, conformado por antiguos combatientes, es intransigente en sus negociaciones con Serbia. Todo esto sumado a que el 30 % de los Kosovares vive en la pobreza y el 35 % se encuentra desempleado.

Esta tragedia nos puede aportar muchas lecciones para el posconflicto en el país. Principalmente la buena voluntad que debe existir entre los lidere de los bandos para que haya un compromiso por la reparación de las víctimas y la aceptación de los crímenes, también es critico estar dispuesto a ceder y negociar en los diferentes acuerdos, que ninguna propuesta este tallada en piedra y finalmente es importante identificar la causa inicial del conflicto y reparar los diferentes problemas sociales y culturales que causaron el conflicto en el primer momento. Tres factores que fallaron en Kosovo y tres factores que esperamos el gobierno y las FARC tengan presentes.

fuente:http://www.verdadabierta.com/procesos-de-paz/farc/6205-kosovo-el-ejemplo-de-una-reconciliacion-que-no-llega

Deja un comentario